En el fútbol de hoy en día ningún club en el mundo tiene entre sus planes apartar al mejor jugador del club, a ese que te levanta el equipo, a ese que cuando ingresa hace jugar a todos, ese que es la pieza clave del engranaje, ese que simplemente es “distinto”. No me imagino al Barcelona dejando por caprichos propios y ni mucho menos por avaricia a Messi fuera del 11 titular, tampoco me imaginaria a Cristiano Ronaldo fuera del Real… ellos son los grandes, los importantes, los que marcan la diferencia.

Pero hay clubes que simplemente no entienden, hay algunos que han perdido partidos e incluso finales por dejar al mejor afuera, hay otros que incluso se arriesgan a perder la categoría apartando a ese jugador fundamental, a ese que incluso en las canchas de barro será un aporte. ¿Qué jugador pagaría por jugar? Casi nadie, hoy todo lo mueven las lucas, todo. Pero San Marcos de Arica es un club afortunado, no solamente tiene a ese “distinto”, sino que, ese jugador paga por jugar, y paga bastante, incluso hasta cuando no tiene.

Somos un club y una ciudad privilegiada, en Chile no hay otra igual, hemos tenido el jugador clave durante 35 años y aún no lo aprovechamos… aprovechémonos de él, pero en el buen sentido, no abusemos. Hagamos la diferencia.

No es posible que le hagamos la vida imposible para ir a la cancha a contribuir con el equipo, no es posible que seamos capaces de jugar con su sentimiento, con su tiempo y más encima con su bolsillo. Él esperó 27 años por ver al equipo jugar ante un clásico del futbol en nuestro país, esperó 27 años para tener ante sus ojos del futbol de primer nivel. Ese jugador lo único que quiere es ser parte de un equipo que siempre le perteneció.

San Marcos de Arica hoy en día no puede darse el lujo de sacar del equipo al jugador número 12, a ese que ha estado en los triunfos, pero por sobre todo en las derrotas. Saquen a otros, a esos que sólo están para cobrar a fin de mes, a ese que poco corre y mucho exige, a ese que se le da casa, auto y un sueldo que supera el de los profesionales de este país, ese sueldo que supera de manera abismante a ese vendedor, a ese transportista, a ese obrero, a ese profesor, a ese pensionado que junta peso por peso para pagar su entrada, su entrada para contribuir, para sumar.

Hasta cuándo van a ver el futbol como un mero espectáculo, ir al estadio no es lo mismo que ir al cine, uno es participe de ello, hasta cuando se sigue faltando respeto al “12”, a ese que es capaz de revivir a 11 más y así llevarlos a un resultado positivo.

El ultimo numerito de la dirigencia celeste no hace más que alejar a ese jugador fundamental, es una falta de respeto que no se borra con devolver el dinero, que no se borra con cambiar el boleto por uno para el próximo partido (una vergüenza), ni tampoco se borraría con dar un abono por el año completo (sería algo justo pero doloroso para el bolsillo de unos pocos).

Por favor señores dirigentes ustedes no son los dueños del club, dueños del club somos todos quienes partido a partido asistimos y colaboramos con ese granito de arena que multiplicado por 5 mil, 8 mil o hasta 12 mil hinchas hacemos una verdadera montaña, mucho más de lo que hacen ustedes.

Cambien de actitud, reflexionen, que el “12” es tan fiel que esta vez se las perdonará, no los abandonará, pero que les quede claro que con él no se juega.

Por: Claudio Cortez


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /home/sanmarco/public_html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273