Este año no ha sido fácil para la celeste ariqueña que además de no venir haciendo una buena campaña en el actual torneo de Primera División, se le suman dificultades fuera de la cancha.

Producto de la fecha FIFA programada para esta semana, no habrá torneo local, por lo cual San Marcos de Arica verá acción recién el sábado 30 de este mes cuando se enfrente a Unión la Calera en el estadio Carlos Dittborn. Es por ello que el Dt Luis Marcoleta había solicitado jugar un encuentro amistoso este fin de semana para no perder el ritmo de competencia y así probar nuevas variantes.

Lamentablemente no hay rival disponible. Durante la semana se habló sobre la posibilidad de jugar contra el clásico rival, Deportes Iquique, pero los dragones se opusieron a esta noción producto de los cambios recientes que hicieron en su cuerpo técnico.

De esta forma la dirigencia del club buscó rival en la ciudad de Tacna sin resultados positivos tal como nos comentó el propio presidente Carlos Ferry.

Con  este panorama los dirigidos por Marcoleta ya se preparan pensando en Calera, en donde se esperarían varios cambios, entre ellos, un cambio de actitud por parte del plantel en donde se espera que Los Bravos salgan con todo en busca de los tres puntos vitales.

Fuera de la cancha el tema del estadio a sido recurrente y a la vez preocupante. La semana pasada les contamos como ya comenzaron la instalación de las butacas, las cuales hoy ya se han colocado los soportes en todo el codo norte del mundialista y que seguirá por tribuna andes. Esto claramente reducirá la capacidad del estadio de cara a los partidos que Arica juegue de local, de hecho frente a Unión la Calera se dice que sólo se pondrán a la venta 3 mil entradas. Lo preocupante es que en 3 fechas más se deberá recibir a Colo-Colo, partido que es de alta convocatoria, y posiblemente no estén las condiciones para que se juegue el compromiso.

Teniendo en cuenta lo anterior, la dirigencia celeste solicitó a la municipalidad utilizar los sectores en donde las butacas ya estén listas, es decir que las obras se vayan entregando y habilitando de forma parcial de acorde avancen los trabajos. Si bien aún no hay nada concreto, personeros municipales se mostraron en desacuerdo a la propuesta, aludiendo a que las obras deben ser entregadas cuando estén completamente terminadas y no parcialmente.

Se espera que la próxima semana sigan las reuniones y gestiones para seguir utilizando la cancha 1 del estadio hasta el final del torneo. De momento será la cancha principal del reducto ariqueño en donde se reciba a Unión La Calera el próximo sábado a las 22:00 horas.


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /home/sanmarco/public_html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273