Lamentablemente una vez más la dirigencia celeste no dio pie con bola, y es que contra todos los pronósticos y matemáticas, en la semana autorizaron la sobreventa de entradas y obviamente las consecuencias fueron evidentes.

Eran las 21 Horas y el Carlos Dittborn tenia ya su capacidad a tope, el ambiente era fantástico, y para que decir las postales con un estadio repleto. Lo malo es que fuera de este aun quedaba una suma para nada despreciable de 2 mil personas, una larga fila que comenzaba en el acceso norte de calle 18 de septiembre, llegaba hasta la esquina con Tucapel y “subía” por la misma calle. Eran personas que en mano tenían su ticket, ese mismo que con esfuerzo y sacrificio (no sólo en lo económico) lo obtuvieron haciendo largas colas durante la semana, algunos incluso madrugaron el mismo día lunes para ser los primeros con entrada para este crucial duelo.

¿Qué falló?

Nuevamente la organización, o más bien la mala fe de la dirigencia del club, juzgue usted. Las matemáticas son la ciencia exacta, si tienes un estadio en donde caben 8 mil personas entonces esa es su capacidad y por arte de magia difícilmente podrás hacer caer a 10 mil. Aunque por altos parlantes de forma casi patética hagas un llamado a “apretarse un poquito para que todos caigamos”.

En lo concreto la intendencia en una inspección al reducto deportivo, y teniendo en cuenta la inhabilitación de un sector importante de la tribuna andes, es que sólo autorizo a la venta 8.000 entradas, puesto que según sus cálculos esa era la capacidad máxima que podía albergar el recinto mundialista. Y efectivamente esa fue. El problema es que durante la semana San Marcos siguió vendiendo más entradas de las permitidas, sobrepasando la barrera de las 8 mil, esto sumado a una eventual falsificación de boletos, llevó a que el Carlos Dittborn quedará repleto antes de lo presupuestado y que en sus inmediaciones unas 2 mil personas se quedaran literalmente abajo de la mesa.

¿La solución?

Escuetamente dirigentes del club aprovechando el espacio que otorgaron algunas radioemisoras locales manifestaron su arrepentimiento y ofrecieron las “mas sinceras” disculpas a los hinchas que se debieron conformar con ver el partido por TV. También (y lo más importante) es que se dejó en claro que desde este lunes a contar de las 9 de la mañana las personas podrán dirigirse hasta la cede del club a hacer efectiva la devolución del dinero. Hasta el momento no se sabe si el club reparara el daño causado con alguna medida compensatoria aparte de la devolución del dinero.


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /home/sanmarco/public_html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273