La mayoría de los clubes piensan en comprar jugadores para reforzar el equipo, es lo primero que se les viene a la mente a dirigentes e hinchas cada vez que termina una temporada, esa idea de futbol es válida, pero si nos detenemos a pensar es un “negocio” que no siempre tiene los resultados que se esperan por algún u otro motivo, pero ¿Por qué no buscar refuerzos en sus divisiones inferiores? ¿Por qué no darles esa oportunidad a los jóvenes? ¿Es importante que en el primer equipo jueguen jóvenes formados en el club?

Nos podemos dar cuenta la buena formación en las divisiones inferiores que existe en equipos como  la U o la UC que tienen muy buenas canteras porque invierten en ellas, se la juegan por sus divisiones menores y los jóvenes responden. Otros equipos que hacen un silencioso pero muy buen trabajo son Palestino y Deportes Iquique que también son un ejemplo de esto, cada semestre hacen muy buenas campañas en el campeonato del futbol joven.

Cuando un club hace las cosas bien desde la base eso se refleja en cada una de sus estructuras, es decir, que cuando un club invierte en sus divisiones menores eso se refleja en el primer equipo y en el club en general. Es importante que exista un proyecto apoyado por la dirigencia ya que los jóvenes son el futbol base del club y a la larga invertir en ellos no es un gasto.

Los dirigentes muchas veces dan a conocer lo difícil que es traer a ciertos jugadores como refuerzos para el equipo, pero no son capaces de proyectarse y comenzar a contribuir desde las bases de su club, incluso los jóvenes se entregarían más en la cancha que un jugador que gana un gran sueldo, quizás no con la misma técnica y experiencia, pero esas son dos cosas que con esfuerzo se logran, a esto sumémosle el sentimiento e identificación con el club.

Es importante que un club tenga “visión de futbol”, antes de pensar en copas y ascensos. Si de verdad se quieren obtener logros se debe comenzar por una reestructuración desde los más jóvenes y cubrir la deuda que hay con ellos. Quizás muchos piensan que los jóvenes no tienen la madurez y seguridad suficiente para estar en el primer equipo, pero esto cambia totalmente cuando detrás del jugador hay un club que le entrego las herramientas, que invirtió, que confía en él y es ahí cuando el joven refleja seguridad en la cancha porque sabe que hay un club detrás apoyándolo.

Privilegiemos la formación de los cadetes que practican el futbol con la ilusión de dedicarse profesionalmente a él. Démosle prioridad a la identificación con el club y no les cierren las puertas a los jóvenes que cada fin de semana dan todo en la cancha por el campeonato del futbol joven, que el esfuerzo de cada entrenamiento y en cada partido valga la pena, porque no es fácil el sacrificio que ellos hacen y que pocos conocen.

Y por si algunos no se han dado cuenta las divisiones menores llevan la misma camiseta, la misma insignia, los mismos colores que el primer equipo, no son un club aparte.  

Por: Vannessa Villalobos


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /home/sanmarco/public_html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273